Preocupan las tomas y usurpaciones de tierras

Suceden en terrenos públicos y privados en Entre Ríos. En las últimas semanas hubo usurpaciones en grupo en Santa Elena, Concordia y Victoria.

Por distintas causas, en las últimas semanas se produjeron diversas usurpaciones de terrenos por parte de familias en condiciones de vulnerabilidad social en distintos lugares de Entre Ríos.

Si bien el fenómeno de las ocupaciones no resulta novedoso, porque se repite de diversos modos teniendo en cuenta el déficit habitacional que sufre la población, la particularidad es que en la provincia se han concretado estos movimientos en forma colectiva o grupal.

Mirado en proximidad, la usurpación u ocupación de tierras en la capital provincial nunca se ha detenido en los últimos 20 años, pero a diferencia de lo que está sucediendo en otras localidades, en Paraná se repiten en franjas de terrenos fiscales, que proliferan a la vera de las extensas y muchas de ellas inutilizadas vías del ferrocarril, o cercanas a los cursos de los arroyos.

En las últimas horas se conoció lo sucedido en Concordia. De acuerdo a la información reconocida por la Policía, se había radicado el martes una denuncia por usurpación, y estuvo a cargo de personal municipal, ya que fueron echados al intentar realizar trabajos en el barrio Agau Patito, ubicado en el noreste de la Capital del citrus.

Según trascendió de la presentación, desde hace unos 10 días, unas 40 personas vienen intentando usurpar un predio de 10 manzanas de una obra conocida como Construcción de 250 viviendas de Madera, que está destinada al proceso de relocalización de personas de zonas inundables bajo cota 14. Se trata de una obra financiada por el gobierno nacional.

La denuncia de los trabajadores municipales ocurrió tras ser agredidos cuando se hicieron presentes las máquinas retroexcavadoras. Al concurrir nuevamente al lugar, los trabajadorse visualizaron el avance de algunas construcciones precarias sin habitar. Del mismo modo se observó que varias personas habían perimetrado con alambre los terrenos que pretenden apoderarse. Ante esta situación se informó a la Fiscalía de turno de la situación, que ordenó las constataciones de identidad de los ocupantes y notificación de que deben desarmar y desocupar los terrenos.

Mientras tanto, en Santa Elena la situación advertida por UNO semanas atrás se mantiene en los barrios Fátima, Hipódromo, 26 Viviendas y el predio conocido como La pileta de los Doctores, entre La Delfina y 3 de Febrero.

En este caso, se trata de terrenos privados. En las últimas horas se habilitó una instancia de diálogo impulsada por el municipio, de acuerdo a la información brindada a UNO.

Al respecto, se precisó que la Municipalidad había formulado una presentación en el Juzgado de Garantías para recuperar terrenos fiscales (barrio 26 Viviendas) que se habían empezado a usurpar. Pero luego de reuniones con un grupo personas se llegó al acuerdo y se firmó un acta de compromiso para iniciar un plan de solución habitacional, según se precisó.

Mientras que en el caso de los predios privados como barrio Fátima o el denominado Pileta de los Doctores, la comuna actuó de intermediario de un diálogo.

La situación abarca a unas 150 familias.

De todos modos se mantienen las tomas de terrenos privados, y frente a la falta de avances los propietarios avanzan en una presentación judicial. Vale recordar que el predio de barrio Fátima tiene unos 80 dueños, la mayoría no habita en la localidad ni en la provincia, y que concretaron al adquisición a través de la comercialización de un grupo inversor que pretendía desarrollar un proyecto inmobiliario en ese sector cercano a las barrancas.

Ante el temor de efecto dominó, hay propietarios de distintos puntos de la norteña ciudad que cercaron sus terrenos.

En medio de este conexto hubo un intento de intrusar una casa de bario Fátima, donde varias personas ingresaron a la vivienda de una familia que actualmente se encuentra en Rosario, precisó Info Santa Elena.

Gisela Pérez Garnier, apoderada legal de la familia afectada, al enterarse de la situación se hizo presente en el lugar con efectivos policiales mientras se estaban llevando ventanas y demás pertenencias del hogar privado.

“Por suerte llegamos a tiempo, la Policía actuó rápidamente a quien agradezco su labor” agregó Pérez Garnier.

Mientras tanto, persiste la ocupación de una decena de familias en el barrio 26 Viviendas de Victoria.

Se trata de un predio ubicado en la zona del exingenio azucarero, en terrenos inundables.

De acuerdo a lo informado ayer a UNO, la situación que se inició hace un par de semanas aún persiste, mientras abogados avanzan en un pedido de intervención judicial.

Alejandro Martin para LA REPUBLICANA .COM

LR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *